Iniciado en el año de 1.968 por el Dr. Kenneth H. Cooper como un ejercicio físico para entrenar el corazón y los pulmones, el Aerobics es hoy en día la actividad física por excelencia para mejorar considerablemente la capacidad anaeróbica del cuerpo humano

Aeróbico significa "en presencia de oxígeno" y son las tareas motoras que se realizan por un tiempo prolongado, en forma continua y a una mediana-baja intensidad. Por eso, cuando realizas esta clase de actividades, te empiezas a fatigar luego de pasado cierto período de tiempo, el cual varía en función de tu estado de forma.

Beneficios en la Circulación

El ejercicio aeróbico aumenta la capilarización de pulmones y corazón, esto significa que hay mayor cantidad de pequeñísimas arterias por donde circula sangre que transporta oxígeno a los músculos, ayudando a que se eliminen las toxinas. Pero lo más importante es que disminuye la presión arterial en reposo.

El corazón también se ve beneficiado aumentando el grosor de sus paredes y elevando su capacidad para bombear sangre a todo el organismo, por lo que trabajará menos veces por minuto. Esta eficiencia cardíaca se comprueba con la disminución del pulso en reposo, por lo tanto te fatigas menos en cualquier actividad física que realices.

Beneficios en la Respiración

La práctica aeróbica mejora notablemente la eficiencia de los músculos respiratorios del tórax. También aumenta la cantidad de oxígeno que puedes consumir en un minuto, desarrollando tu resistencia muscular y orgánico-funcional. Por lo que puedes correr más, jugar más tenis, hacer varias clases en tu gimnasio sin cansarte y cualquier otra actividad que se te ocurra.

Ejemplos de actividades aeróbicas son: correr, marchar, pedalear, remar, nadar, esquiar, las clases de aerobics de tu gimnasio como step, aerobox, etc. y toda aquella actividad que realices durante 3 minutos sin parar.

En PowerGym se dan clases de Aerobics en los siguientes horarios:

© 2012 Powergym.com.ve - Gimnasio PowerGym - Todos los derechos reservados - Diseño y Programacion: Germán A. Celis